Viejas sustancias, nuevos usos: el fenómeno de los Nuevos Opioides Sintéticos.

Desde hace tres décadas, aproximadamente, Estados Unidos sufre una crisis por consumo de opiáceos. En esta crisis podemos diferenciar 3 oleadas: la primera de ellas entre 1990 y 1999 consecuencia de un abuso de opiáceos con fines diferentes a los médicos/terapéuticos; la segunda ola que empieza en el 2010 en el que se dispara el consumo de heroína; y por último, la tercera ola desde 2013 la cual está caracterizada por el uso de nuevos opiáceos sintéticos (NOS). Es durante esta última ola que se han disparado las detecciones de fentanilo, tanto aislado como mezclado con otras drogas, y que hasta día de hoy no ha cesado.